Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

Cómo salir de la depresión: guía y tratamiento

Si te sientes triste y no encuentras razón que justifique tus frecuentes ganas de llorar; si has perdido el interés por las actividades que solían despertar tu pasión y si la idea de entablar nuevas relaciones de amistad y de encontrar el amor, ya no despierta en ti la chispa de la ilusión, entonces te encuentras atravesando por un devastador cuadro depresivo.

Seguramente te estés preguntando si hay una salida para ti, y la respuesta es que sí, claro que la hay. La Psicología ha avanzado muchísimo en lo que respecta a este trastorno, ya que más de 4 % de la población la sufre, lo que nos sitúa ante trescientos millones de personas que padecen este trastorno.

En este artículo, encontrarás una guía de cómo salir de la depresión mientras encuentras un tratamiento psicológico efectivo para erradicarla definitivamente de tu vida.

Cómo salir de la depresión con técnicas que puedes implementar tú mismo

Con estas prácticas y técnicas cotidianas de concientización, podrás aterrizar en la realidad de tu problema y empezar a tomar acción para salir adelante mientras preparas todo para comenzar tu terapia psicológica para dejar atrás la depresión.

No busques culpas, asume responsabilidades

Resulta muy tentador culpar a ciertas personas de tu entorno por la depresión que hoy te llena de apatía y de tristeza. Los terapeutas escuchan muy a menudo de boca de sus pacientes frases tales como: “tengo depresión porque tuve una madre ausente durante mi niñez,” “estoy deprimido porque mi pareja me dejó” o “mi depresión se debe a que mi padre nos abandonó cuando éramos pequeños.”

Incluso puedes llegar a culparte a ti mismo por tu depresión. Sin embargo, lo que sucede dentro de ti no es culpa de nadie, pero sí es tu responsabilidad. Asumir que tienes el trastorno es el punto de partida para encontrar la forma de cómo salir de la depresión. El siguiente paso es aplicar las estrategias para superarla y, por último, iniciar una terapia que te permita eliminarla de manera definitiva.

Retoma tus tareas fragmentándolas en pequeños trozos 

La depresión te lleva a alejarte de las tareas cotidianas que estás llamado a cumplir y, mucho más, de aquellas destinadas a tu bienestar, pero que no son necesariamente una obligación. Es por ello que los hogares de las personas deprimidas se ven muy sucios y desordenados, mientras que las personas en sí sufren un notorio deterioro en su apariencia física debido a la falta de aseo personal y a la ausencia de cualquier acción destinada a la estética.

El problema para retomar estas actividades es que, al encontrarte atravesando por un trastorno que solo te deja ganas para estar en la cama todo el día, es que algo tan simple como vestirte y hacer los mandados se te hace una tarea titánica.

Sin embargo, si la fragmentas en acciones muy pequeñas y eres constante, en menos de una semana habrás retomado parte de tu rutina.

Cuando hablamos de fragmentar nos referimos a pensar en un resultado final, dividirlo en pequeñas tareas y llevar a cabo cada fragmento en días diferentes, pero acumulándolos. Imaginemos que debes retomar el ejercicio. No será nada fácil. Entonces lo dividiremos en diez tareas:

·         Tarea uno: ducharte

·         Tarea dos: ponerte la ropa deportiva

·         Tarea tres: realizar estiramientos simples en casa

·         Tarea cuatro: salir a caminar durante diez minutos

·         Tarea cinco: salir a caminar durante veinte minutos

·         Tarea seis: salir a caminar durante media hora

·         Tarea siete: salir a trotar durante diez minutos

·         Tarea ocho: salir a trotar durante veinte minutos

·         Tarea nueve: salir a trotar durante media hora

·         Tarea diez: reintegrarte al gimnasio

Es decir, cada día haces la tarea que te corresponde, más las de los días anteriores. Si te exiges y pones tu autodisciplina a prueba, en pocas semanas habrás recuperado una parte muy significativa de tu rutina diaria.

La depresión y la ansiedad pueden ser las dos caras de una misma moneda. ¿Cómo saber ti tienes ansiedad? Descúbrelo en este interesante artículo.

Escribe lo que sientes en un diario

Escribir es una actividad liberadora. Así como el ejercicio libera endorfinas y te hace sentir mucho mejor, el escribir drena tu carga emocional hacia el exterior. También sirve tener un confidente y contarle todo eso que te acongoja. Sin embargo, esta opción no es tan ilimitada como la escritura, la cual puedes llevar a cabo todas las veces que lo sientas necesario sin correr el riesgo de saturar a quien te escucha.

¿Sabes quién te escuchará de manera efectiva y te dará las pautas de cómo salir de la depresión? Tu terapeuta, a quien encontrarás aquí mismo.

Tratamientos psicológicos para combatir la depresión

·         Terapia cognitivo-conductual

·         Psicoanálisis

La terapia cognitivo-conductual tiene enormes beneficios en el tratamiento de la depresión. Además de haber probado ser más efectiva que los fármacos, tiene una fuerte receptividad en el paciente, quien puede ver los avances en su recuperación y cómo ello le permite retomar su vida con un estado de ánimo cada vez más elevado. Este tipo de terapia se destaca por evitar que la depresión llegue a ser crónica.

El psicoanálisis, al ser una terapia ilimitada y de frecuencia muy alta, te llevará más tiempo en el camino de cómo salir de la depresión. Sin embargo, cuando lo logres, no recibirás el alta de tu terapeuta simplemente con los síntomas aletargados, sino con tu personalidad reestructurada, lo que te convertirá en una persona consciente acerca de los procesos psicológicos que se desencadenan en ti. Por lo tanto, será muy difícil que la depresión vuelva a anidar en ti.

Tratamiento farmacológico para la depresión – cuando el trastorno se vuelve resistente

La Psicología es la mejor herramienta para ayudarte a cómo salir de la depresión por diversos motivos. Uno de los más importantes es que, gracias a la ausencia de medicación, no tendrás que sufrir alteraciones en tu organismo para curarte de este trastorno. Sin embargo, hay veces que la depresión no responde a razones cognitivas, sino que la falla se encuentra en la química cerebral.

En tal caso, lo que necesitarás es un tratamiento farmacológico que te prescribirá tu psiquiatra, el cual se basará mayormente en antidepresivos. Para dar inicio a tu tratamiento, se te solicitará un examen de sangre para valorar los químicos presentes en sangre. Una vez haya transcurrido aproximadamente un mes del inicio del tratamiento, se te pedirá que repitas el examen, con lo cual tu psiquiatra podrá evaluar la presencia de los químicos responsables del bienestar.

Para dar comienzo a tu terapia psicológica lo antes posible para desprenderte de este trastorno que te perjudica en todos los aspectos de tu vida, solicita tu consulta aquí para que podamos derivarte al profesional indicado para tu caso.