Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Cómo superar el miedo a la muerte?

El miedo es una respuesta adaptativa que pretende generar en nosotros una reacción para que podamos evitar o repeler la amenaza responsable de ese temor. Nuestro cerebro nace programado para perpetuar la especie. Por ende, el miedo a la muerte nos lleva a esquivar conductas y hábitos que pueden conducir a ella. 

La muerte – una cuestión de percepción

En nuestra sociedad tenemos fácil acceso a la Medicina, la cual ha avanzado de forma exponencial en el terreno de la prolongación de la vida. Sin embargo, cuando miramos una cultura como la africana o la haitiana, vemos que la muerte está tan presente en su día a día, que temerle sería la garantía de aumentar su ya elevado nivel de estrés y de tensión.

Por último, la vida espiritual en el mundo occidental es una alternativa, un acompañamiento para sentirnos mejor y para alcanzar el bienestar, pero bajo ningún concepto vemos a la muerte como un pasaje hacia una existencia más plena, como ocurre en las religiones de oriente, tal como el hinduismo.

Debido a que nuestra cultura no cuenta con la espada de Damocles de la muerte a la vuelta de la esquina ni con el aliciente de la espiritualidad, el miedo a la muerte es natural y nos protege. No obstante, cuando este miedo se transforma en una alerta constante que no nos permite vivir en paz, es posible que nos convirtamos en los protagonistas de la profecía autocumplida. Por ello es necesario desarrollar estrategias que reduzcan nuestro miedo a morir, que vayan por el camino de cómo calmar la ansiedad y que nos conduzcan a disfrutar de la vida. Y de eso estaremos hablando a continuación.

Estrategias para superar el miedo a la muerte

Dejar de sentir un miedo paralizante a la muerte, depende de trabajar sobre otras áreas de nuestra psicología, tales como la tolerancia a la incertidumbre y la capacidad de vivir el aquí y ahora. 

Si quieres superar el miedo a la muerte utilizando estrategias basadas en diversas corrientes psicológicas desarrolladas por diferentes psicólogos, aquí te compartimos las más efectivas:

Lidiar con la incertidumbre

Así como la muerte es parte de la vida, la incertidumbre también es algo que no podemos evitar. Si eres una persona que necesita tener el control de todo, te costará aceptar que hay situaciones que se escaparán de tu dominio. 
Podemos controlar nuestras acciones y, si desarrollamos la estrategia correcta, también nuestras emociones. En cambio, situaciones ajenas a nuestro accionar, el comportamiento de otras personas y el transcurso propio de la vida, son factores que no están en nuestras manos. 
Al abordar el tema de la muerte, es indispensable asumir que es un hecho que tarde o temprano ocurrirá y que nada podremos hacer para impedirlo cuando sea el momento. 

Si la incertidumbre te carcome por dentro, ¿has considerado realizar una terapia cognitiva-conductual? Este abordaje te ayudará a soltar todas aquellas cosas que ahora sientes que necesitas controlar, pero que es imposible que lo hagas. El resultado final, será una vida desprovista de miedos paralizantes y de esa ansiedad que te devasta como persona. 

Vive y disfruta el presente

Intenta dejar de vivir cada día en función de lo que vendrá. Ya no postergues tu disfrute personal para cuando algo suceda: cuando te cases, cuando obtengas tu doctorado, cuando tus hijos crezcan… ¡Hay muchas vivencias maravillosas que estás dejando ir desde que te despiertas hasta que te vas a dormir! Siempre habrá algo pendiente que te impida tener el horizonte completamente despejado, pero eso no es excusa para seguir estirando la posibilidad de ser feliz. 

Trázate metas

¿Sabías que las metas son grandes consumidoras de energía? Pensarlas, estructurarlas, darles forma y empezar a trabajar duro para lograrlas, te mantendrá la mente tan ocupada, que te olvidarás de preocuparte por la muerte.

Entender la diferencia entre preocuparse y ocuparse

Sentimos miedo a la muerte porque es un tema que nos preocupa. No obstante, por definición, preocuparse es el estado previo a ocuparse. Es decir, se trata de evaluar las posibilidades que tenemos para solucionar algo, para así destinarle un tiempo a ponerlas en orden y, finalmente, ocuparnos del tema. 
Lo que ocurre con la muerte es que no hay nada de que podamos ocuparnos si es que nos encontramos en pleno estado de buena salud. Por lo tanto, si asimilas esto, por fin comprenderás que preocuparse por la muerte es robarle el tiempo a aquello que sí necesita de toda tu atención y energía. 

¿Cuáles son las terapias psicológicas con las que se puede superar el miedo a morir?

Hay veces que la tanatofobia (miedo a la muerte) es tan fuerte y está tan arraigado en nosotros, que no es posible eliminarlo con técnicas de concientización como las que hemos visto. 
Si este es tu caso, debes saber que no te encuentras en soledad, porque en Tu Terapia tenemos la terapia psicológica que necesitas para dejar de tenerle miedo a morir. Contáctanos y te derivaremos al profesional más adecuado para ti en:
·       Terapia cognitiva-conductual
·       Psicoanálisis
·       Psicoanálisis lacaniano

Vivir con miedo no es inevitable. Dale hoy mismo un cambio de enfoque a tu mirada del mundo y descubre cómo se siente vivir sin miedo. ¡Te esperamos!