Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Cómo controlar los celos?

Considerados durante décadas como una manifestación pasional del amor, los celos no son otra cosa que la prueba de que ciertos dolores y ausencias de la infancia no se cerraron debidamente y ahora nos están pasando factura. 
Detrás del escozor de los celos se esconden la inseguridad hacia nosotros mismos, el miedo al abandono y el complejo de inferioridad, entre otros trastornos que se manifiestan de diferentes formas. Por ello, cuando no nos es posible controlar los celos, necesitamos de asistencia psicológica profesional para tratar el problema que yace detrás de la pantalla de los celos. 

Estrategias para aprender cómo controlar los celos

Antes de comenzar a implementar las estrategias para aprender cómo controlar los celos, es necesario que admitas que tienes un problema. Iniciar tu camino de sanación psicológica y emocional bajo el convencimiento de que tu pareja es la responsable de que sientas celos porque tiene conductas que los fomenta, es un error que solo te hará perder el tiempo mientras caminas en círculos hacia una mejora que no llegará. 

Lo que también debes saber es que el problema que tienes no es tu culpa. Nadie es culpable de sufrir de un trastorno ocasionado por una infancia con carencias emocionales o con desapego por parte de los adultos que estaban a su cargo. No obstante, es tu responsabilidad ahora que eres una persona adulta, el buscar las estrategias o el tratamiento adecuado para solucionar el problema. 

Ahora que conoces tu responsabilidad en el asunto de cómo controlar los celos, veamos cuáles son las estrategias que te ayudarán a hacerlo:

Trabaja en tu autoestima

Una de las causas más despiadadas de los celos es la baja autoestima. Cuando creces pensando que no mereces lo mejor y que no eres una persona digna de amor, el asunto se complica cuando formas una pareja. De pronto comienzas a ver en cada persona a un potencial rival que, como digno merecedor de alguien tan maravilloso como la persona que amas, terminará ocupando tu lugar. Las discusiones se hacen cada vez más frecuentes e intensas, y todo se encamina hacia una inminente ruptura debido a la falta de confianza que tu pareja siente que le tienes. 

La forma de cómo controlar los celos a través de la construcción de tu autoestima se basa en detenerte a tomar consciencia de todo lo que has logrado por tu cuenta y de todas las personas que te apoyan porque te quieren. Piensa en tu familia, en tus amigos y en tus logros. Si los tienes a ellos, es porque los mereces. Eres una excelente persona con cualidades admirables: amor por el trabajo, respeto hacia los demás, empatía y generosidad. No hay razón lógica para sentir celos.

Identifica cuál es la zona de exclusividad que se encuentra amenazada y trabaja para mejorarla

Un vínculo amoroso está compuesto por varias aristas: el compromiso, los planes en común, la sexualidad, la química intelectual, la empatía afectiva, la intimidad emocional… Por lo tanto, cuando sientes celos ante la aparición de una tercera persona en escena, es porque sientes que una, o varias (pero casi nunca todas), de estas aristas está siendo amenazada. Tu tarea será identificarla y enfocar tus esfuerzos hacia mejorarla para seguir teniendo la exclusividad en esa área. 

Por ejemplo, si observas que la tercera persona que ha aparecido en tu relación tiene una conversación que enamora, trata de reflotar la  comunicación con tu pareja. No te conformes con comentar temas triviales o de moda. Cuanto más profundices en la conversación, más intimidad intelectual lograrás. 

Si tus celos tienen fundamentos, el camino no es la confrontación a tu pareja. Puedes decidir hablar al respecto o intentar volver a aportarle a la relación aquello que el tiempo y la rutina le han robado. Sin embargo, la agresividad y las acusaciones solo conseguirán que tu pareja se aleje más de ti y que se acerque a quien tantos celos te genera. 

Enfrenta tu miedo a la pérdida

Otra de las razones por las cuales sentimos celos es el temor al abandono. Por ello resulta muy beneficioso trabajar sobre ese miedo y plantearnos que la ruptura siempre es una posibilidad. No podemos controlar lo que la otra persona decida hacer con su vida, aunque esto nos duela. Lo que sí podemos gestionar son nuestras emociones. 
Es completamente válido sentir dolor ante una separación. El duelo es parte del proceso de pérdida, pero no es necesario someternos a la devastación a causa de una separación. Debemos aprender a encontrar la fuente de la felicidad en nosotros mismos, no en una pareja. De esta forma, habremos aprendido las técnicas de cómo controlar los celos y nuestras emociones. 

Controla tus celos con ayuda de un profesional en Psicología

Si los celos que sientes son hacia una expareja que no puedes sacar de tu mente, te recomendamos la lectura de cómo dejar de pensar en una persona para que asumas y asimiles la pérdida de la forma menos traumática posible para ti. 
Cuando los celos se convierten en una fuerza que nos dominan y nos conducen a llevar a cabo acciones que nunca haríamos si no estuviéramos gobernado por su furia desmedida, es momento de pensar en una terapia psicológica profesional como las que tenemos en Tu Terapia. ¡Contáctanos! Te estamos esperando con el más selecto equipo de profesionales para sacar los celos de tu camino y devolverte una vida feliz y plena.