Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

6 Razones para ir al Psicólogo

Empezar terapia no siempre es algo simple. Requiere de ciertos aspectos que no siempre son fáciles de admitir o de dar el brazo a torcer. El ir al psicólogo es una cuestión totalmente personal de la que no siempre somos nosotros quienes tomamos ese primer paso de pedir ayuda, ya que muchas veces son los demás los que nos recomiendan o nos motivan para dar ese paso que precisamos para sanar nuestra salud mental.

La importancia de buscar ayuda

Si sientes que estás con un malestar psicológico muy intenso, te sientes inestable, perdido, desorientado y no estás encontrando la forma de liberarte, te sugerimos que no dudes en pedir ayuda a un profesional sobre este tipo de temáticas. En estos casos ir al psicólogo  te puede ayudar a superar todos estos inconvenientes que mencionamos en este párrafo.

6 Razones para empezar a ir al Psicólogo (terapia)

Aquí te brindaremos 6 razones para comenzar a ir al psicólogo. Recuerda que el ir a terapia no es solamente para personas que sufren de trastornos o que están con problemas de carácter emocional graves. Muchas personas asisten a terapia para crecer personalmente y lograr un mejor o un desarrollo más completo de su integridad personal.

No estás pudiendo superar el malestar y los pensamientos negativos

Cuando los pensamientos negativos, el agobio y el estrés te invadieron profundamente y no estás pudiendo salir de ese círculo vicioso, es importante que comiences a pensar  que muchas veces no se puede lidiar solo con este tipo de problema. El tener un malestar rutinariamente y el estar en constante negatividad puede desencadenar otros síndromes y síntomas más graves como el insomnio, angustia, frustración, rasgos depresivos e incluso el desánimo casi completo. Por eso es importante el no tener miedo de pedir ayuda.

Necesidad de sentirte escuchado

En muchas ocasiones las personas acuden a terapia por necesidad de ser escuchados, sin que nadie los juzgue y sintiéndose totalmente libres de hablar y expresar sus incomodidades o sus pensamientos.  Si sientes las necesidad de hablar con alguien sin que tengan un prejuicio hacia y dispuesto a escucharte y asesorarte, la terapia psicológica puede ser un muy buen espacio para ti.

Inseguridad (baja autoestima, mala imagen de uno mismo)

Las inseguridades son una temática que tomó mucha notoriedad. Si bien a veces pasa como algo desapercibido o algo que socialmente puede estar bastante aceptado o normalizado, la inseguridad es más peligrosa de lo que parece. La imagen distorsionada de ti mismo, la baja autoestima o aceptar de que “eres un fracaso” son algunas creencias que si no las tratas de mejorar, manejar o cambiar, en el futuro se puede transformar en algo bastante complejo para tu día a día.  Cuando uno tiene asumido este tipo de creencias personales el sentimiento de fracaso es muy grande y esto te puede desencadenar, un aislamiento social grande así como también problemas en tu trabajo, problemas sociales y problemas con tus pares. Trata de hablar con alguien que pueda ayudarte a desarrollar mejor tu personalidad y que te haga notar  que eres mucho mejor de toda esa imagen distorsionada que tienes de ti mismo.

Traumas sin resolver

Si estás con la carga de un trauma desde hace tiempo, es muy importante que trates de acudir  a un espacio en el cual te brinden ayuda y una solución a tu situación traumática o al malestar psicológico intenso que este mismo te genera. A veces cuando estamos traumados por una mala experiencia personal, nos cegamos y nos cuesta ver y aceptar la realidad en la que estamos pasando. Si un familiar, amigo o alguien que te aprecia te sugiere que te animes a ir a terapia, hazle caso y ve a terapia. En casos de traumas las terapias grupales suelen ser muy efectivas ya que mucha gente tiene traumas similares y compartirlos con el resto del grupo de buenos resultados.

Orientación personal

En estos tiempos es muy común, sobre todo en la población joven el sentirse “perdido en la vida” o desorientado. Quizás sea por el hecho de que muchas veces no somos felices con lo que estamos haciendo en nuestra vida. Generalmente esto sucede debido a la presión social e incluso familiar que a veces nos exige demasiado sobre la toma de decisión sobre nuestro futuro (principalmente académico y laboral). Un psicólogo, una terapia o el hecho de tener un espacio personal para ti mismo, te puede ayudar justamente a encontrar una persona dispuesta a escucharte y orientarte mejor en tu camino.

Buscas una opinión de un profesional sobre tus problemas

A veces para poder superar y mejorar sobre nuestros problemas personales, tendemos a buscar una opinión distinta a la nuestra. Básicamente es bastante positivo el hecho de que uno mismo tenga la voluntad y necesidad de buscar un espacio para escuchar a un profesional (psicólogo) que nos dé una opinión y una perspectiva a nuestros problemas personales. Así que si estás tratando de lidiar con tus problemas, pero aun así quieres un ojo crítico diferente al tuyo que te aporte a tu desarrollo personal y a una solución efectiva, el espacio de ir al psicólogo puede ser una herramienta sumamente útil. 

¿Qué esperar de una terapia con un psicólogo?

Luego de tomar la decisión de llevar a cabo una terapia psicológica, te recomendamos tener en cuenta sentirte sumamente cómodo y en confianza con el profesional que tengas en frente. Esto es importante para tu tratamiento y desarrollo personal. Recuerda que si no te sentiste cómodo, siempre puedes consultar con otra persona hasta dar con el que te sientas tranquilo.

Conclusión

Como vimos, el ir al psicólogo no es solamente para personas que están enfermas por algún trastorno, sino también para personas sanas con problemas comunes que todo el mundo tiene. También se puede observar que muchas veces el ir a terapia funciona como un espacio de catarsis y desarrollo personal. Si te sientes identificado con alguno de estos puntos, esperamos poder haberte ayudado a plantearte la posibilidad de que hay un espacio y profesionales dispuestos a ayudarte a manejar tus problemas e incluso a que mejores tu calidad de vida.