Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

Estrés Laboral: Síndrome de Burnout

Hoy en día, el estrés laboral, es uno de los problemas que está teniendo más consecuencias negativas para la salud. Los estudios arrojan datos preocupantes sobre la cantidad de personas que viven bajo las presiones del mundo moderno. 

Es una preocupación para los empleados y los empleadores a nivel mundial.

En este artículo haremos hincapié en la definición del estrés laboral, cuáles son sus síntomas, causas y consecuencias. También vamos a diferenciar los distintos tipos deteniéndonos en el Síndrome de Burnout. Por último, hablaremos de los posibles abordajes terapéuticos. 

¿Qué es Estrés Laboral?

Nos gustaría empezar definiendo al estrés en general, para luego especificarlo en función al ámbito laboral.

Podemos hablar del estrés desde distintas perspectivas, ya que es un problema que afecta a las distintas áreas de la persona. 

Por un lado, el estrés es un estado de agotamiento mental y emocional causado por exigencias que superan nuestras posibilidades. Estas exigencias están por encima de lo que se entiende como un rendimiento normal. Como decíamos, el estrés puede afectar tanto al cuerpo como a la mente, causando alteraciones perjudiciales para la salud a nivel físico, mental, emocional, espiritual y relacional.

Los estudiosos del tema, han definido al estrés que alcanza niveles perjudiciales graves como el Síndrome de Adaptación General (SAG). Esto conlleva en la persona una respuesta defensiva del cuerpo o la mente ante las lesiones o alteraciones del estrés crónico. Estas respuestas defensivas pueden ser distintas, desde ansiedad y angustia hasta problemas respiratorios, gástricos o cardíacos.

En la actualidad, el estrés se puede ver en distintas áreas, siendo la laboral la más preponderante. El estrés laboral es un tipo de estrés vinculado al ámbito de trabajo. El contexto laboral engloba las relaciones laborales, dinámicas de trabajo, valores organizacionales y cuestiones salariales

4 Tipos de Estrés Laboral

A continuación describimos brevemente los 4 tipos de estrés laboral.

Estrés laboral episódico

Este tipo de estrés es puntual y usualmente tiene algún desencadenante específico. Este puede ser una instancia de cambio organizacional, un proyecto específico dónde las responsabilidades se hacen demasiadas en un momento en el tiempo. Este tipo de estrés desaparece cuando el estresor se va.

Estrés laboral crónico

El estrés crónico es un estrés que continúa en el tiempo. Por esto, es mucho más complejo recuperarse del mismo. Los síntomas pueden ser más graves por la continuidad en el tiempo. También serán probablemente de mayor intensidad. Se pueden dar por acoso laboral, acumulación de responsabilidades o falta de motivación, entre otras cosas.

Estrés positivo o Eustrés

Este estrés se genera frente a retos que nos proponen una necesidad de progresar y desarrollarnos en distintos aspectos profesionales. Este tipo de estrés es positivo al menos que llegue el punto de sobrepasarte.

Estrés negativo o Distrés

Si la situación laboral efectivamente cruza el límite de tu bienestar, estás frente a un estrés negativo. Éste se puede dar cuando las responsabilidades laborales te superan o se ha generado un conflicto grande en el ambiente laboral. Este tipo de estrés puede ser superable dependiendo de la intensidad y la gravedad de la situación.

Síntomas

A continuación mencionamos una serie de síntomas que pueden ser generado por los distintos tipos de estrés laboral:

- Ansiedad
- Angustia
- Cansancio físico, mental y emocional.
- Síntomas físicos: dolor de cabeza; fatiga corporal, pérdida del apetito.
- Frustración persistente
- Irritabilidad
- Tristeza
- Problemas para dormir
- Dificultad para concentrarse
- Fantasías sobre la renuncia o el despido
- Apatía
- Sensación de soledad

Causas

Las causas que generan estrés laboral son diversas. Hay que considerar que cuanto más prolongadas en el tiempo son, el estrés podría aumentar en intensidad y por lo tanto los síntomas también aumentarán en gravedad.

- Remuneración insuficiente
- Exceso de Responsabilidades
- Presión del jefe o superior
- Largas jornadas de trabajo
- Autoexigencia demasiado alta
- Falta de motivación
- Falta de vocación
- Ambiente conflictivo
- Ritmos de trabajo altamente exigentes
- Acoso laboral

Consecuencias

Un prolongado estrés laboral puede generar consecuencias leves o graves dependiendo del tiempo y la intensidad de los síntomas.

Leves

- Falta de productividad
- Ausencias aisladas
- Dificultad para realizar las tareas 
- Desmotivación
- Ansiedad
- Angustia

Graves

- Síndrome de Burnout
- Trastornos de Ansiedad
- Depresión
- Enfermedades Cardíacas y/o Gástricas

Burnout Laboral

Actualmente se entiende al Burnout Laboral como una respuesta al estrés crónico en ámbitos de trabajo. Está integrado por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional. Esto se da a causa de la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado. 

Es una experiencia subjetiva que agrupa sentimientos y actitudes que involucra complicaciones y disfunciones psicofisiológicas con consecuencias nocivas para la salud.

Se pueden diferencias dos perspectivas que abarcan al fenómeno del Burnout Laboral:

1.     Perspectiva Clínica:

Explica que el Burnout es un estado al que llega el sujeto como consecuencia de su propia vivencia interna del estrés laboral. Por ejemplo: algunos autores dicen que se desencadena por el agotamiento que genera la pretensión persistente de expectativas inalcanzables. Otros autores, mencionan que es una combinación entre la fatiga emocional, física y mental, sentimientos de impotencia e inutilidad, sensaciones de sentirse atrapado y falta de entusiasmo por la vida. 

2.     Perspectiva psicosocial:

Entiende al Burnout como un proceso paulatino que se va desarrollando a través de la interacción entre aspectos personales y del entorno laboral. Existen autores que defienden esta perspectiva diciendo que es un síndrome de agotamiento emocional, deshumanización (sentimientos negativos, actitudes cínicas, desafectivización) y falta de realización en el trabajo.

Tratamiento

El tratamiento del estrés laboral se deberá adaptar a la persona particular ya que habrá que indagar los síntomas y la situación que está atravesando el individuo. Hoy muchas empresas han prestado atención a estas cuestiones ya que el cuidado de sus empleados generan cambios drásticos en la productividad y la motivación de los mismos.

Uno de los mejores tratamientos para tratar el estrés laboral es la terapia cognitiva-conductual. Este tipo de tratamientos están comprobados por investigaciones científicas que logran reducir el estrés y ayudar a la persona a afrontar las dificultades en el ámbito laboral.

Por otro lado, hay otro tipo de terapias como la basada en la PNIE o Terapia Integrativa, que pueden lograr un tratamiento efectivo para cualquier situación de estrés laboral.

Por último se puede complementar la terapia con técnicas de relajación, meditación y mindfulness.

Conclusión

El estrés laboral es una de las causas más comunes de la baja productividad y falta de motivación en el trabajo. Con los cambios constantes en el mundo laboral, cada vez se hace más necesario el cuidado del personal en toda su integridad, incluyendo la salud mental y emocional.

Dicho esto, debemos prestar atención a los síntomas, las causas y las consecuencias de los distintos tipos de estrés laboral. Siempre será mejor atender el estrés con tiempo ya que como pudimos ver, cuando se hace crónico las consecuencias son más graves. Tener consciencia de nuestro bienestar es algo fundamental para alcanzar nuestras metas personales y profesionales.