Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Cómo nos afecta el clima? Efectos del cambio de tiempo en nuestra mente.

El cambio de clima nos afecta de diferentes maneras. De hecho, hay investigaciones que han estudiado cómo dependiendo del hemisferio y la zona donde vivamos, el tipo de personalidad que tenemos y la tendencia a desarrollar enfermedades relacionadas al estado del ánimo. En este artículo explicaremos el poderoso efecto del sol en nuestro bienestar, la falta del mismo y los cambios de humor, así como también la temperatura y su impacto en nuestro estado del ánimo. 

Extroversión e Introversión

La extroversión, entendida como un movimiento hacia afuera, es una función psicológica estudiada por diferentes corrientes psicodinámicas. Algunas personas tienden a ser más extrovertidas que introvertidas, por lo que si existiera un clima que no permite tantas actividades fuera, este tipo de personalidad se vería más afectado.

La introversión es el movimiento contrario, la energía suele ir hacia adentro. Ideal función para un clima de lluvia o frío, que apoye esta función psicológica. 

Dicho esto podemos ver que si tendemos a un tipo de personalidad cómo nos podrá afectar el cambio del clima. Los que son más introvertidos se verán más cómodos frente a climas fríos y nublados, mientras que el extrovertido siempre querrá buscar afuera la energía, disfrutando quizás más del sol y de un clima cálido. Aunque estos son extremos también debemos tener en cuenta que existen climas y personalidades equilibradas que se adaptarán perfectamente a los cambios, sintiendo poco o ningún cambio en su estado del ánimo.

El Clima y el Estado del Ánimo

Debemos tener en cuenta que aunque el clima afecta a nuestro estado de ánimo, y esto está comprobado, dependerá de la persona de qué forma termina por afectar e impactar. Aquí debemos tener en cuenta la vivencia interna de la persona frente al clima. La misma puede estar condicionada por la crianza familiar, por ejemplo: ¿Qué hacía su familia en los días de lluvia? ¿Cómo eran los veranos? ¿Cómo vivía el frío?

De todas formas, explicaremos de forma general cómo afectan ciertos factores climáticos en nuestro bienestar.

El Sol

El sol tiene múltiples beneficios en nuestra salud emocional y psicológica. Se asocia al sol una energía positiva y de buen humor. De hecho las investigaciones describen cómo la exposición regular al sol favorece a nuestro sistema inmunológico, fijando vitaminas y aportando un mejor sueño. Por otro lado, la sobreexposición al sol puede generar lo opuesto, debilitar el sistema inmunitario y acelerar el proceso de envejecimiento. Es por eso que debería ser una exposición limitada.

La Temperatura

Los climas más calurosos también tienden a asociarse con mejorar el estado del ánimo, favorecer el deseo sexual y la calidez en el relacionamiento social. De todas formas, las altas temperaturas pueden generar altos niveles de estrés y se asocian también a una mayor agresividad.

Por otro lado el frío invita a nuestro cuerpo a quedarse en un estado de quietud, para conservar la energía e incita a nuestra reflexión e introspección. De todas formas, poder activar nuestro cuerpo y nuestra mente a pesar de este tipo de temperaturas siempre será beneficioso para nuestro estado de ánimo.

La Lluvia

La lluvia puede ser muy placentera cuando puede recurrir a un movimiento introvertido, haciendo actividades tranquilas, pero como todo, en su extremo nos podría generar un estado de ánimo depresivo y ansioso. La falta de sol siempre generará una disminución de nuestro estado de ánimo ya que es fundamental para nuestro equilibrio energético y biológico.

La niebla

La niebla se asocia a un estado de ánimo más depresivo. Por otro lado, también incita a la introspección y al misterio.

Las Tormentas

Las tormentas suelen tener un efecto similar a la lluvia pero se suma el miedo. Emoción que nos puede recluir y nos lleva a un estado de alerta. En consecuencia también puede generar angustia y frustraciones.

La Nieve

La nieve puede generar, a pesar del frío, un estado de ánimo alegre y cálido en nuestro interior. Incluso es un fenómeno al cual muchas personas se acercan para tener una experiencia diferente, ya que son escasos los países que pueden vivenciar este fenómeno.

Biometeorología Médica

La biometeorología médica es la ciencia que se dedica a estudiar los efectos que tienen el cambio climático en nuestro cuerpo, a nivel de nuestras enfermedades tanto biológicas como psicológicas. Desde dolores de cabeza hasta cambios en nuestra alimentación, el clima siempre afectará nuestro cuerpo y este responderá en base al mismo. Esta ciencia se dedica a ver cómo adaptarnos mejor a este tipo de cambios y prevenir y tratar enfermedades teniendo esto en cuenta.

La Adaptación al Clima

Podemos concluir este artículo destacando que la adaptación al medio siempre generará un desarrollo positivo en nuestra personalidad. Ningún clima o exposición extrema generará algo positivo, de hecho, todo lo contrario. El equilibrio se dará en cuanto nos podamos adaptar a los cambios de temperatura y los cambios metereológicos.

Comprender cómo nos afecta un clima u otro también podrá ayudar a potenciar esta adaptación para sacar lo mejor de cada situación.